Este es nuestro modelo de tratamiento.

Tratamiento


Desde el principio realizamos intercambio de información médica y psicológica con nuestros pacientes para poder determinar su elegibilidad para ser tratados con IBOGAINA. Y evaluamos su intención de cambio de acuerdo a las tapas de Prochaska y Di Clemente.    

Dependiendo de su condición, los pacientes son estabilizados por posible abstinencia aguda, restitución de líquidos y electrolitos, verificamos el toilette intestinal y demás procedimientos previos.

Realizamos electrocardiografía las veces necesarias y evaluación médica completa, perfil hepático y de drogas y algún otro examen de acuerdo al criterio del médico director.

La IBOGAINA de alta pureza se administra vía oral en capsulas de gelatina blanda y la dosis correspondiente para cada paciente se calcula de acuerdo a variables como la edad, la o las sustancias de consumo y el peso corporal, de acuerdo a protocolos establecidos y consensuados con otros médicos y facilitadores de IBOGAINA a nivel mundial.

En nuestro modelo terapéutico todo el procedimiento de administración de IBOGAINA se realiza en Hospitales Generales (Hospital Jordán y Hospital Yarden) en la Ciudad de Guatemala, siendo unos de los pocos lugares en el mundo donde se hace de esta manera, para garantizar la seguridad médica y el confort de nuestros pacientes.

Todo el procedimiento es supervisado por el médico director, el personal médico y paramédico del hospital y una enfermera exclusiva para el paciente, quien cuenta con muchos años de experiencia en la supervisión de pacientes a quienes se les ha administrado IBOGAINA. Se realiza monitorización electrónica y personal en un ambiente de tranquilidad y amistad. La mayoría de nuestro personal, desde el director médico, el coach, personal administrativo y enfermería, ha recibido IBOGAINA para propósitos de investigación y entrenamiento por lo que su conocimiento sobre el procedimiento, los efectos y la experiencia son de primera mano.

El periodo de hospitalización varía de 48 a 96 horas.

Posteriormente el paciente ingresa a la fase de seguimiento que en la mayoría implica el uso de dosis de refuerzo de IBOGAINA, a la vez que medicamentos no adictivos para el tratamiento correcto de la supresión post aguda (P.A.W.) a la vez que entrenamiento en habilidades sociales tales como manejo correcto del Estrés, Desarrollo de Habilidades Sociales y Manejo Adecuado del Afecto Doloroso habiéndose identificado este último como uno de los desencadenadores más comunes de recaídas. Nos enfocamos también en el correcto diagnóstico y tratamiento de los diagnósticos duales que pueden entorpecer el proceso normal recuperativo después de la administración de IBOGAINA. Nuestros pacientes reciben seguimiento entonces, a través entrevistas personales, comunicación telefónica, vía correo electrónico o videoconferencias semanales. A todos los exhortamos a asistir a algún grupo organizado especialmente A.A. o N.A. como estrategia cognitivo- conductista.

Intentamos también dar orientación familiar sobre la manera correcta de acompañar al paciente en las etapas incipientes de su proceso recuperativo.

Pre-tratamiento

Primeros contactos para intercambiar historia e información médica y psicológica, resolver dudas y responder preguntas y elaborar un plan terapéutico individualizado

Evaluación

Evaluación médica completa, electrocardiogramas y otros estudios complementarios

Tratamiento

Administracion de Hidrocloruro de Ibogaína de alta pureza (98%) hospitalariamente y de acuerdo a protocolos especificos

Monitorización

Proceso monitoreado electrónicamente y por el personal médico y paramédico del hospital, asi como por enfermera particular entrenada en Ibogaína y el director médico

Seguimiento

Refuerzos con ibogaína,  coaching para el desarrollo de habilidades sociales, gestión del estrés y manejo adecuado de las emociones dolorosas. Tratamiento correcto del Sindrome de Supresión Post Agudo (P.A.W.) y de otras condiciones neuropsiquiátricas

Explore Smarty